Váli – Los Elegidos

Si tuviéramos que creer en las deidades europeas de la misma manera en que los cristianos, judíos y musulmanes creen en su falso dios, creo que no seríamos mucho más listos que ellos. Por eso no lo hacemos; somos mucho más listos que ellos. Sabemos que las deidades representan ideas y conceptos, que son metáforas y modelos de personalidad, imágenes de progenitores y manifestaciones de su honor.

Aunque hay un aspecto metafísico no tocado por esto; las voces de nuestros ancestros que están guiándonos, la ayuda que tantos de nosotros sentimos que de verdad obtenemos de las deidades, la proteccion que tantos de nosotros sentimos que recibimos de las deidades y el sentido profundamente enraizado de significado divino. Esto es lo que nos hace religiosos, por decirlo de alguna manera, y que nos incapacita para definirnos como ateos. Si, nuestro Paganismo es muy lógico y científico, pero también tenemos este aspecto metafísico integrado en él. ¿Qué es? ¿Cómo podemos explicar esto científicamente? ¿Por qué lo sentimos si no es real?

No, no me malinterpretéis; no estoy hablando sobre oír voces o recibir órdenes de dioses o espíritus en una cueva, todo lo cual sería un asunto adecuado para que lo tratase la psiquiatría más que nada, y ciertamente tampoco estoy hablando sobre gente que tiene “visiones” tras haber consumido drogas; únicamente hablo sobre el profundo sentimiento de auténtico significado, de estar bendecido y protegido, de saber que estás en lo cierto incluso cuando no tienes pruebas para apoyarlo -únicamente para descubrir más tarde que en verdad tenías razón. Podría ser descrito como mera intuición, pero hay algo más ahí que únicamente eso. Es como una brújula metafísica que es siempre capaz de mostrarnos la dirección correcta. Es como un espíritu guardián que se asegura de que podemos caminar sobre el fuego si fuera necesario, sin resultar heridos, y eso nos hace invulnerables en la muerte. Es como una balanza hechizada capaz de decirnos qué tiene sustancia y qué no la tiene. Es como una mano que nos sujeta cuando de otro modo habríamos caído. Es como una luz cálida que desvanece la oscuridad de nuestro alrededor y nos mantiene calientes en un mundo gélido. Es como una doncella escudera que nos anima a ser valientes y a no temerle a nada. ¡Es como si las deidades fueran de algún modo muy reales!.

Nuestras deidades no se basan en la adoración de un ídolo dorado o de la mala interpretación del concepto de lo divino de otra cultura. Nuestras deidades son un montón de cosas, y de entre los aspectos lógicos y sensibles también tenemos este aspecto metafísico que no podemos explicar racionalmente.

Además, antes de terminar necesito hablar sobre el ritual Pagano. No trata sobre el perdón o la salvación, o de una vida eterna en el más allá o en algún “Paraíso” o algo así: El ritual Pagano es como una educación metafísica, dirigida a iluminarte y elevarte a lo divino, por decirlo de algún modo. El ritual se parece fundamentalmente a una pista de obstáculos metafísica, y no es indulgente. Si fallas, fallas. Sólo los mejores tendrán éxito, porque esta es una religión natural, que cultiva la fuerza, la belleza, la salud, el honor y la justicia en el individuo, en lugar de la cantidad porque sí. Los elegidos en el Paganismo son los mejores por sus logros y su intelecto, no por su cuna. La Nobleza Pagana no heredaba sus derechos nobiliarios; ¡tenían que ganárselos! Aquellos que fallaban bajaban un peldaño en la escalera de la Clase Social. Los Elegidos en Europa son aquellos que emergen de los túmulos funerarios como recién nacidos de un útero, ¡como dioses y diosas ellos mismos! ¡Ellos son nuestros Váli-Los Elegidos! Iluminados, más sabios, mejores y con nuevos derechos y deberes en la vida: ¡con los seres de la divinidad como parte de ellos mismos!.

FUENTE: https://hermandadpagana.wordpress.com/2013/06/19/vali-los-elegidos/

Eres Odín, la Suma de tus Vidas Pasadas

Grímnismál (El Discurso de Grímnir*) 54:

*: Grímnir es uno de los nombres de Odín.

Mi nombre es ahora Óðinn,
Yggr solía ser mi nombre,
mi nombre fue Þundr antes de eso,
Vakr y Skilfingr,
Váfuðr y Hroftatýr,
Gautr y Jalkr entre los dioses,
Ófnir y Sváfnir,
todos ellos, creo,
que se hicieron uno sólo en mí.

SÍ, PORQUE TÚ ERES LA SUMA DE TODAS TUS VIDAS ANTERIORES.

Odín

FUENTE: https://twitter.com/GandalftheWhi19/status/1217185923680677888

¿Qué es Ásgarðr Realmente?

Ásgarðr viene del Nórdico áss, del proto-Nórdico temprano ans, del proto-Nórdico antiguo *ansuR, del Proto-Germánico *ansuz, de la raíz PIE *ans-/*and-, que significa ALIENTO/RESPIRACIÓN.

Es “El Mundo de Aquellos con Aliento”. Ergo; el mundo de LOS VIVOS. Del hombre.

NOSOTROS somos los dioses.

FUENTE: https://twitter.com/GandalftheWhi19/status/1216812269709025285

Irminsûl

I

Por estos días, circunda una gran incertidumbre, qué fue en verdad Irminsûl, y cuál era el propósito para el cual servía ese dios-pilar. Estamos enterados que los sajones adoraron a Irminsûl como a un dios.

Sabemos que ellos sacrificaron para ese pilar y mantenían things (palabra en antiguo escandinavo para consejo y/o encuentro) alrededor de él. Sin embargo, el alcance de nuestro conocimiento termina allí. Somos incapaces de aprender más con respecto a Irminsûl si contamos con los libros modernos.

Los sajones fue un nombre común para una serie de tribus germánicas que residían en la región norteña de lo que hoy llamamos Alemania. Muy probablemente, ellos recibieron ese nombre debido al uso de algunas espadas con características únicas, las cuales llamamos sax. Esta es una espada corta, de un solo filo; o un cuchillo largo y pesado. La palabra saks [tijeras]* en el noruego moderno deriva de ella.

El factor vinculante entre esas tribus fue el compartir la creencia de que Irminsûl era sacro. Ellos creían que sin ese pilar, el cielo se desplomaría sobre sus cabezas. Para mostrarles a ellos que eso era erróneo, Karl (también conocido como el franco “Carlos el Grande” (Carlomagno)) cortó el árbol en el 772. El pilar cayó, pero el cielo no lo hizo. Los sajones, durante aquella época, habían perdido a la mayoría de sus caudillos. Karl debió asesinar aproximadamente 5.000 caudillos sajones engañándolos al acudir desarmados a las negociaciones.

Los sajones restantes posteriormente abandonaron la lucha contra los cristianos. Sin embargo, la antorcha pasó entonces a las tribus de Escandinavia. Así llegamos a la era referida como la actual Era Vikinga. Esa época atestiguó la navegación escandinava y la lucha desesperada contra el poder supremo cristiano.

Los sajones son retratados como muy primitivos en los filmes y los libros modernos. Su religión consistía en la adoración de un árbol, el cual ellos llamaron Irminsûl. Ellos solicitaban a ese pilar, sacrificaron para él y danzaron a su alrededor. En las películas, nosotros vemos barbaros sucios, medio desnudos quienes se arrodillaban alrededor del árbol y aullaban de temor cuando fue talado. Después de eso, ellos fueron convencidos de que Jesús es el camino correcto, y permitieron ellos mismos ser cristianizados.

Tales filmes y libros despectivos acerca de Irminsûl y los sajones son – por supuesto – creados por cristianos y judíos. Podría escribir un poco acerca de esa herramienta propagandística y a cuál propósito sirve, pero probablemente es innecesario. Simplemente diré que esas descripciones no nacieron solamente de su intencional, maliciosa deshonestidad, pero también de una genuina ignorancia. Nunca entendieron lo que verdaderamente fue Irminsûl, o por qué ese árbol era tan importante para los sajones.

Alrededor del año 850, Rodolfo de Fulda describió al Irminsûl como Universalis columna, quasi sustinens omnia (“La columna del Universo que sostiene casi todas las cosas”). El pilar ha sostenido el mundo y ha impedido que el cielo se desplome. Por supuesto, esa ridícula seguridad del hombre moderno. Nosotros no creemos que el cielo se desplome sobre nuestras cabezas; ¿pero por qué no?

Para entender al Irminsûl, debemos trasladarnos al imperio de la ciencia moderna. Una de las preguntas hechas por la ciencia es, “¿Cómo fue creado el universo? ¿Por un Big bang?” Otra pregunta que hace tanto ha propuesto la ciencia es si el universo se expande o se contrae. Eso fue en 1960 que los primeros científicos noruegos descubrieron que el universo efectivamente se expandía con una velocidad vertiginosa. El universo moriría debido a su continua expansión. Todas las estrellas están moviéndose más y más lejos unas de las otras. Al final, su combustible se extinguirá y el cielo se obscurecerá para nosotros.

La otra teoría depende sobre si la gravedad forzará a las estrellas a retirarse, así que ellas nuevamente encontraran un cierto punto. Entonces el nuevo Big Bang ocurrirá y todo sucederá nuevamente.

Ambas posibilidades son descritas en la mitología germánica. Lo aprendemos en el Ragnarök “el sol perecerá” y el “cielo se obscurecerá”, pero también “el cielo puede desplomarse”. Si nosotros reformulamos las palabras de Rodolfo de Fulda con respecto a Irminsûl, podemos interpretarlo como que es un pilar universal, impidiendo que los objetos del cielo – del espacio – se desplomen sobre nuestras cabezas. Todo eso se vuelve más fiable y real para nosotros.

Los sajones, como previamente declaré, constituye un nombre para una serie de tribus germánicas. Para entender lo que ellos creían y lo que significaba sus símbolos, debemos investigar y compararlos con las otras tribus germánicas y sus creencias y sus símbolos. Todas las tribus germánicas en realidad creyeron en la misma cosa. Y todas tuvieron una cultura común, religión y lenguaje, sólo que ellas compartieron un carácter genético común.

No poseemos al Irminsûl en Escandinavia. Incluso, sin algo que se le parezca. Por lo menos, eso es lo que nos dicen los libros. Sin embargo, nuevamente, debo recordarle que fueron escritos por judeocristianos con dudosos motivos. Incluso en las sagas, los dioses-pilar hacen su aparición. Dentro de noruega, en Setesdal y Telemark, los últimos de ellos se erigieron en 1700.

Aquí en el norte, llamamos a esos pilares öndvegssûlur (los pilares del gran sillón), y frecuentemente permanecieron en parejas; uno a cada lado de öndvegi (el gran sillón (Directamente traducido se convierte en “camino del espíritu”, pero es un nombre para el caudillo y los granjeros del gran asiento)). Nuestro nombre para Irminsûl fue Veraldarsûla, lo cual es “El pilar del mundo”.

Sabemos poco acerca de cómo se lucía Irminsûl. Era tanto un árbol muy alto o un largo pilar. En cambio, sabemos más acerca de los pilares escandinavos. Los que fueron cortados tenían rostros en la cima de los pilares – un rostro por cada pilar. Incluso cuando nuestros antepasados construyeron las iglesias de duelas, posteriormente, ellos las construyeron con ese Veraldasúlur, y algunas veces incluso con iconografía pagana. Cuando los noruegos colonizaron Islandia, ellos descargaron los pilares por la borda, y les permitieron a ellos decidir dónde podían situarlos. Ellos podían situarlos donde los pilares tocaran tierra.

Los pilares escandinavos fueron adornados con clavos; así llamado Reginnaglar (dios-clavos). Otros nombres para esos clavos fueron Regingaddi (dios-espinas) y Veraldarnagli (mundo-clavo). Esos clavos posados como espinas sobre la cima de los pilares y apuntando hacia el cielo.

Los pilares que se mantienen por sí mismos simbolizan al dios del trueno, Þórr (Thor). El que permanece en pares simboliza sus dos brazos. Es el martillo Þórr que mantiene entre sus manos; el otro sólo era una palma vacía. Los clavos de metal en la cima de los pilares simbolizaron la luz emitida de Þórr y su martillo.

El hecho es que Irminsûl sea idéntico a nuestro dios-pilar es algo que podemos ver en su mismo nombre. Para los germanos, el nombre más antiguo conocido para Þórr es verdaderamente IrminiaR. El nombre significa “el grande” y “el fuerte” y refiere a la enorme fuerza física y voluntad de poder de Þórr. Irminsûl es así el “pilar de Þórr”.

Þórr con el martillo es conocido por nuestra mitología como el dios quien siempre lucha contra los jotuns y los trolls. Él empuña su martillo y aplasta sus cráneos uno por uno. Los jotuns y los trolls son las fuerzas incontrolables de la naturaleza, esa constante amenaza tanto de dioses como de humanos. Por consiguiente, ellos deben ser domesticados por Þórr con su martillo.

La fuerza en nuestro sistema solar que prohíbe al cielo desplomarse sobre nuestras cabezas es, primero y principalmente, la tracción de la gravedad de Júpiter. Si no fuera por Júpiter, enormes meteoritos podrían haberse estrellado en la Madre Tierra (madre Jörð) y extinto toda la vida hace mucho. Ese es Þórr, y la tracción de la gravedad de Júpiter es su martillo. Las incontrolables fuerzas en la naturaleza son los meteoritos, los cuales viajan desde el gran más allá, el espacio desconocido – Jotunheim.

En la mitología romana, Þórr con el martillo es el equivalente de Júpiter. El hecho es que Júpiter sea el planeta rojo explica por qué Þórr posea una barba roja en nuestros mitos. Los anillos alrededor de Júpiter son el cinturón de fuerza de Þórr.

El pilar al lado del gran asiento es la tracción de la gravedad, la tracción de la gravedad de Júpiter, el cual impide que el cielo se desplome sobre nuestras cabezas. Eso es por lo cual Þórr emplea el martillo para aplastar los cráneos de los jotuns y los trolls, y proteger tanto a dioses y a humanos.

II

El antiguo dios de la mitología germánica es Búri, conocido dentro de los sajones como Tuisto o Tuiscon. Nuestro Þórr deriva de ese proto-dios; en la misma línea de los demás dioses que poseemos. El germánico proto-dios es representado en tallados en roca con sus dos palmas hacia el cielo. Una de las palmas está a Sól (Sol) del cielo, y la otra a Máni (Luna) del cielo nocturno. Cuando decimos que el lobo devora la Luna, es una referencia al mito del lobo Fenris devorando una de las manos de Týr. La manifestación natural de lo que es un eclipse lunar. Como con los demás dioses, Týr deriva de Tuisto.

Los dos brazos del dios del trueno son idénticos a las dos palmas de Tuisto. Uno de ellos simboliza el martillo de Þórr; el otro representa al Sol. Ese es el rol del proto-dios como Þórr. El martillo es la fuerza conservadora de la vida en el universo. El Sol, la fuerza creadora de la vida.

Existen tres proto-fuerzas en el universo. Nosotros las llamamos por muchos nombres:

Óðinn (Odín), Vílir (Vilje) y Véi (Ve);
Istwô, IrminiaR e IngwaR;
Óðinn, Lóðurr (Loki) y Hoenir;
Óðinn, Þórr y Freyr.

La fuerza de Óðinn es explosión, la fuerza de Þórr es la gravedad y la fuerza de Freyr es la detención. Eso es, respectivamente: expansión, implosión y el armónico estado de balance, que siempre está entre la transición de la dominación de una fuerza sobre las otras fuerzas – ese es, el balance entre dos proto-fuerzas originales. La fuerza de Óðinn es la cual arroja la bola hacia arriba al aire, la fuerza de Þórr es la que la trae de regreso; y el momento de Freyr es cuando la velocidad de la bola es igual a cero.

Ese es el universo del cual realmente estoy hablando aquí, y si nosotros cambiamos el mundo “la bola” en la metáfora sobre las “estrellas”, conseguimos el ritmo del universo. Óðinn es el gran Big Bang, el cual arroja materia a todas las direcciones. Þórr es la fuerza que intenta atraer todo y juntarlo nuevamente.

Ya he mencionado que el universo está expandiéndose con el incremento de la velocidad. Eso parece ser una prueba de que la tracción de la gravedad es muy débil para retrasar la expansión del universo. Lo que esos científicos han olvidado es que si la fuerza de la explosión aún está activa, ella todavía puede colocar fuerza a las estrellas, así que estas se pueden acelerar. Las ondas de la explosión perderían su poder y entonces la atracción gravitacional tomaría el control, y el universo comenzaría a atraerse nuevamente el mismo hasta juntarse – después de cortos momentos de quietud. Un momento cuando los poderes de Óðinn y Þórr infligen un igual monto de fuerza sobre la masa del universo.

La diferencia entre sus poderes es que Þórr es constante. Óðinn frecuentemente fluctúa de enorme fuerza, a la nada, hasta que nuevamente se vuelve enorme.

El segundo pilar, entonces, es la explosión, el cual nosotros constantemente, acuciosamente vemos en el Sol y en las otras estrellas. Ese es el ojo de Óðinn y la fuerza creativa; el cual en un momento creó el universo en una explosión violenta. ¡El Big Bang!

III

El pilar, el cual es entonces, localizado entre los dos; entre el martillo de Þórr y el ojo de Óðinn, es el asiento del caudillo. La tarea del caudillo es dirigir los ritos, en el santuario (Véi). Eso hace que mantenga el balance del reino. Él desea la lluvia de Þórr, el cual cae debido a la tracción de la gravedad, pero él también desea que los rayos de Óðinn brillen en los campos. Él desea la paz, pero también la guerra. Él desea salud, pero no demasiada – pues eso sólo lleva al declive. Él desea balance. La razón para la negativa en su reino es la de incrementar las posibilidades de lo positivo al hacer su trabajo. Él dirige la tribu al progreso.

Ese balance de Freyr no es constante. Constantemente se adelanta y se atrasa. Eso es el sol y la lluvia, la guerra y la paz, el invierno y el verano, la mujer y el hombre, trabajo y descanso, fortuna e infortunio. Juntas, las manos de Tuisto trabajan como la fuerza creativa y la progresiva, lo cual llamamos aquí en Escandinavia como Élivágr. Ese es el movimiento constante del universo del mar; las olas undulan atrás y adelante. Ese es el ritmo del pulmón del universo.

IV

Nuestro mundo fue creado en cooperación entre esa tres proto-fuerzas. Entre Múspellheimr (las estrellas) y Niflheimr (la materia congelada en el espacio) allí donde estaba el Gínnungagap (el vacío). El universo estaba descansado. Estaba inactivo. Y ese era un estado de balance completo.

El universo despertó después de ese descanso de Freyr. La fuerza de Óðinn arrojó nuevamente la masa a todas las direcciones. Las estrellas comenzaron a derretir la materia congelada en el espacio cuando se encontraron unas con otras, en el Gínungagap; en el vacío.

En Múspellheimr, estaba el divino pecho, la explosión que da la nueva vida al universo. En Niflheimr, descansó del pensamiento divino, congelado. El hielo se derritió y se volvió a activar nuevamente.

En el Ragnarök, las fuerzas contrarias se cancelaron unas a otras hasta que una sola fuerza quedó posicionada. Desde entonces la atracción gravitatoria es constante, mientras la explosión únicamente se alteró por un tiempo limitado, la gravedad siempre ha de vencer. Siempre, después de un periodo de tiempo, la masa será forzada a unirse nuevamente.

La señal de eso es la preparación de los dioses para el Ragnarök. Óðinn se esforzó por ganar la batalla, incluso aunque supiese que siempre perdería al final. Él siempre ha de morir, no importa cuánta fuerza coloque en su explosión – porque la gravedad es constante, mientras su propio poder, después de algún tiempo, cese de funcionar. Eso, es lo que entonces llega, la destrucción del Jotun de nuestro mundo. Es destruido en ese momento cuando los planetas y las estrellas son forzados otra vez a juntarse en un punto. El cielo se desploma.

Pero los humanos todavía han de retornar. Por Líf (la fuerza de la vida) y Lífϸrasi (la voluntad de vivir) ocultos en la arboleda de Hoddmímis. Allí, ellos se alimentaran del rocío de la mañana. Cuando el universo nuevamente explote, el hielo se derretirá y la fuerza de la vida se activará una vez más. El Ragnarök no puede destruir ese tesoro de la memoria.

Irminsûl

V

El universo es el pulmón de Tuisto, el cual respira rítmicamente, dentro y fuera. Su cerebro es el pensamiento congelado en el colapso del universo. Ese pensamiento se activa nuevamente, cuando Tuisto respira, y permita elevar el calor de la explosión de Óðinn. Entonces el pensamiento de Tuisto toma formas y crea un nuevo y vívido universo.

El pensamiento de Tuisto dirige sus dos palmas redondas. La fuerza de la explosión está en una de ellas, la gravedad en la otra. Una de ellas es el agujero blanco del universo, la otra es el agujero negro del universo. Con eso, Tuisto puede moverse alrededor de los cuerpos celestes, irradiando o incrementado o decreciéndolos.

En cada agujero negro, existen las llamadas singularidades desnudas. Además de estos, allí existen agujeros invisibles en el universo, los cuales llamamos agujeros gusano. Allí, los objetos pueden ingresar a fin de salir en un lugar completamente diferente del universo; independiente, tanto del tiempo y del espacio. Las salidas de esos agujeros son los que podemos llamar agujeros blancos. La masa que fue atraída hacia el agujero negro (por la gravedad) choca en su lugar en un agujero gusano; donde se ruptura la salida del agujero blanco con una enorme fuerza.

Los agujeros negros sólo conseguirán ser más enormes, y sólo gravitará más y más materia en el universo, hasta que un agujero sea tan grande que sea capaz de absorber toda la demás masa del universo. Es allí donde entra el rol de Irminsûl, porque es verdaderamente Tuisto, el dios-pilar en el centro – el gran asiento, que se suponía balanceaba las otras dos proto-fuerzas. El cerebro de Tuisto, el pensamiento, puede situar agujero gusano dentro de los agujeros negros, así que ellos vaciaban la masa más rápido de lo que podían ser llenados. Así una mano anula y la otra mano acciona, lo cual resulta en balance.

VI

Eternas preguntas en conexión con la creación son: ¿Cómo fueron creados los humanos? ¿Cómo fue creado el primer humano? ¿Dónde, cómo y por qué? Ninguna teoría-coincidencia de la ciencia, ni el dios de la creación de la religión son escenarios realistas o creíbles.

En nuestra cultura, tenemos tres alternativas, tremendamente. Tenemos la ciencia, las religiones semíticas, y nuestra propia teoría germánica. La primer dos, la aprendimos, si queremos o no, cuando asistimos a la escuela para el lavado de cerebro. Nuestra propia teoría, en la otra mano, es completamente desconocida. La hemos olvidado.

Tengo una razón para creer que nuestra raza no pudo haber sido creada aquí en la tierra; más bien recreada. Robots de otra estrella debieron haber enviado a crear una familia humana aquí también. (Si usted desea una detallada descripción de cómo pudo haber sido hecho, chequee mi tercer libro, EihwaR). Declaro que el motivo más probable para esta creación es que nuestra hermandad racial afuera en el espacio deseaba inmortalizarse a sí misma. Aunque esta no es completamente la verdad, porque eso no explica el por qué ellos querrían ser inmortalizados.

El universo puede ser comparado con un niño saltando sobre un trampolín. El impacto más poderoso con el trampolín es, lo más alto que el niño alcance antes de ser atraído por la gravedad. Ese es el por qué Odín construye el Valhala y desea retrasar el Ragnarök los más prolongado posible. Él no podía detener el fin del mundo, pero si podía retrasarlo.

Existe una sola manera de retrasar el colapso del universo, además de hacer el Big Bang más poderoso, y eso con la ayuda de los agujeros blancos y negros – eso es, con la ayuda de las dos manos de Tuisto. Aquellas dos manos deben ser conducidas por Tuisto – por Irminsûl. Aquel Irminsûl puede así, en teoría, mantener el universo expandido por la eternidad. Con el cerebro de Tuisto – el pensamiento – agujeros gusano pudieron ser trasladados, y los agujeros blancos pueden “vaciar” los agujeros negros que se han hecho demasiado grandes. Así, el pensamiento puede manipular la masa del universo por toda la eternidad; dependiendo si ese pensamiento es lo suficientemente poderoso, y vive lo suficiente para ser capaz de hacerlo. Debe convertirse nuevamente en congelado e inactivo. El colapso y un nuevo Big Bang serán inevitables.

Los humanos tienen el poder del pensamiento; pensamos, creamos. El motivo tras la creación del hombre está a pocos pasos cerca. Nosotros retornamos a la mitología, y encontramos a los hijos de Búri, que son los hijos de Tuisto, Börr/Mannus, tuvo tres hijos; Óðinn/Istwô, Vílir/IrminiaR y Véi/Ingwar.

Al principio, los tres hijos pudieron crear un mundo de Ymir, el primer gigante (la masa total). Tuisto mismo no pudo, ni pudieron sus hijos. La razón para esto fue que los nietos de Tuisto combinaron la manifestación del pensamiento, Börr/Mannus, y la materia Bestla. Bestla fue una hija de Bölϸorn. Esos dos nombres tardíos significan respectivamente “la mejor sangre” y la “espina imperfecta (materia)”. En otras palabras, Tuisto estuvo atado a la mejor materia imperfecta antes de crear el mundo (de los humanos).

Los humanos son una combinación de espíritu y materia, de mente y cuerpo. El mito de los tres nietos de Tuisto es un mito de la creación del hombre. Esto es en realidad, los humanos mismos son quienes crearon el mundo. Eso es lo que construimos y movemos alrededor de los cuerpos celestes. Nuestros distantes antepasados, si ciertamente enviaron robots aquí para crearnos, están más avanzados que nosotros en desarrollo. Tenían la tecnología para enviarnos robots inteligentes e independientes. Tenían una tecnología más avanzada que la de nosotros y muy superior en comparación.

El pensamiento de Tuisto, el cual mueve y usa como agujeros blancos y negros, es su tecnología. Lo único es que con una tecnología avanzada podamos influenciar la evolución del universo. La humanidad – la misma que se sentó en el gran asiento – es la fuerza que puede balancear las proto-fuerzas.

Nosotros no podemos hacer eso en la actualidad, pero podremos ser capaces de hacerlo en el futuro – si nuestra parentela se desarrolla en una dirección positiva. Necesitamos incrementar nuestro poder de pensamiento, nuestra inteligencia; a través de la eugenesia y la cultura que adore y enfatice la inteligencia. Esta es así, una respuesta al por qué fueron creados los humanos.

Somos Freyr, quien se sienta en el gran asiento, entre las dos manos de Tuisto, y quien ilustró a nuestros antepasados cuando tiraron de sus carrozas alrededor del campo exponiéndose a los humanos, quienes dijeron que eran dioses (Freyr y su esposa). Ellos estaban en lo correcto.

VII

Cómo, o dónde, fueron creados los primeros humanos es una pregunta difícil de responder. Nuestra mitología nos dice que Óðinn, Lóðurr y Hoenir una vez caminaron a lo largo de una playa. Allí, ellos encontraron dos muestras de madera amontonada que se parecían a ellos. Ellos, respectivamente, les dieron espíritu y vida; sentido y movimiento; líquido y buenos colores, vista, habla, escucha y apariencia. Eso es todo lo que sabemos; el pensamiento se unió con la materia y la puso en movimiento. Cómo y dónde sucedió permanecerá como misterio hasta nuevo aviso.

Si sólo mantenemos nuestros pensamientos en el por qué fue creado el hombre, seremos capaces de comprender por qué fue creado el universo el cual es mucho más fácil; y el por qué deberíamos intentar mantener en un estado de expansión tan prolongado como sea posible.

El niño que salta sobre el trampolín podría en verdad no preferir simplemente saltar de arriba y abajo; el gozo de eso es ser capaz de vagar en el aire, o incluso mejor; ¡ser capaz de volar! Eso es lo que nosotros buscamos: ser capaces de mantener el universo en el aire, para “volar” con el universo.

¿Pero por qué deseamos volar? ¿A dónde vamos con el universo?

La meta básica de todo en este mundo es la búsqueda de la mejoría y el desarrollo. Esto tiene certeza para el feto en la barriga de su madre, para el posparto será humano, para planetas y estrellas, para plantas y animales – y para el universo, el cerebro y el pulmón de Tuisto. El desarrollo no yace en la expansión del universo, pero si en su existencia sobre el tiempo. El universo debe existir por algún tiempo para alcanzar un nuevo nivel de desarrollo, justo como un niño debe vivir por algún tiempo para alcanzar la adultez. La tarea del hombre es mantener al universo vivo tanto como sea posible, así también le será posible crecer.

En la misma manera en que el niño desarrolla nuevas características durante los años, el universo también debe . El niño alcanza la pubertad y puede reproducirse. La vista del niño mejora y su inteligencia crece. El niño se hace fuerte. No sabemos exactamente cuáles atributos desarrollará el universo con el tiempo, pero sabemos que es nuestra tarea ver que el universo tenga la oportunidad de desarrollarse tanto como sea posible; antes de su colapso eventual y debamos comenzar nuevamente desde el inicio.

Con respecto a los atributos ya desarrollados de nuestro universo, puedo mencionar la vida, y así una oportunidad para una mejor manutención del universo. El universo ha desarrollado una autopreservación potencial a través del potencial del ser humano en el desarrollo de tecnología que permita manipular los agujeros negros y blancos.

Las posibilidades son infinitas, y justo la sola posibilidad podría ser suficiente para cada humano en aceptar el desarrollo de una parentela de humanos mejor y más inteligente.

VIII

El registro evolucionario de la humanidad llega más allá de las sombras de la raza polar, las brumosas formas de la raza hiperbórea, el andrógino de la raza de gigantes de Lemuria, los gigantes de la raza atlante y los hombres creativos de la raza aria (vea mi segundo libro, Germansk mytologi og verdensanskuelse [Mitología germánica y Weltanschauung] para más detalles sobre esto).

En nuestra cadena evolucionaria, existen siete razas; las cinco mencionadas arriba y otras dos. Únicamente la séptima es la completa y a fin de entender y desarrollar la tecnología, necesitamos darle al universo un alto nivel evolutivo.

La sexta raza podría ser llamada la raza solar y consiste de arios puros con un alto desarrollo de cuerpo e inteligencia. Todos los verdaderos compañeros del pueblo deberán unirse en Escandinavia; o se unirán a Escandinavia a través de alianzas políticas y militares desde sus propios países nativos.

La nueva Europa será, en otras palabras, dirigida y movida desde Escandinavia – la gran fortaleza de la tribu aria. Las escuelas y otros centros de educación serán construidos en una Escandinavia pagana, y el linaje del hombre de todo sobre el mundo – pero principalmente de Europa y EEUU – inmigrarán allí para aprender el pensamiento de Irminsûl.

IX

El ser humano es el espejo del universo. Somos microcosmos y macrocosmos. El desarrollo de un universo es como el de los demás. El niño salta sobre el trampolín, que es arrastrado nuevamente hacia abajo por la gravedad, tiene su contraparte en la humanidad a través de su relación con la vida y la muerte. Nacemos y al tiempo nuevamente somos arrastrados a la muerte. Podemos retrasar la muerte, pero ella siempre nos alcanzará. La muerte es la gravedad del microcosmos.

Para evitar el colapso del universo, debemos primero y principalmente ver que nosotros mismos evitemos la muerte. La muerte, en sí misma, no es peligrosa, ¡pero si es olvido! Todo el conocimiento que un humano reúne durante su vida desaparece (al inconsciente) cuando este humano muere. El renacer sólo trae de nuevo una memoria vaga de lo que un día fue en el consciente. Nosotros debemos educarnos desde el comienzo otra vez. Todo debe ser aprendido desde el comienzo.

Cuando el universo muere, el pensamiento de Tuisto se congela. Todo lo que existió en la vida pasada debe ser creado y fundado nuevamente. Ese también es el caso con los seres humanos. El niño que desea volar en la metáfora del trampolín, es igual al ser humano que nunca desea olvidar (nunca morir). No era a la muerte a lo que los viejos (que buscaron inmortalidad) hechiceros temían, pero si al olvido.

Con la sexta raza, debemos buscar anular el efecto del nacer y el morir. Buscaremos desarrollar la humanidad y la tecnología que avanzará lo suficiente para transferir las experiencias humanas a la próxima vida. Viviremos en un nuevo cuerpo, pero nuestro consiente será el mismo. En otras palabras, su ego será idéntico; únicamente el cuerpo es nuevo. Todo el conocimiento, todas las experiencias y todos los sentidos serán los mismos. Esa es la inmortalidad de nuestra conciencia personal. La inmortalidad física será entonces buscada.

El mantenimiento de la higiene de la gente es absolutamente necesario, porque los defectos en el DNA del cuerpo deben ser mínimos. Todos los desacuerdos y las contradicciones, las cuales existen en los cuerpos que contienen sangre de múltiples razas, son muy peligrosos en ese contexto. Eso es como la mecánica; la más preciosa maquinaria, la menor falla en la maquinaria puede ser tolerada. Así, podríamos rendir culto a la inteligencia, la fuerza (física y espiritual), limpieza y belleza (¡lo externo refleja lo interno!) del ser humano; eso es estar cerca de la perfección. Con el derrocamiento del olvido de la muerte y la introducción a la inmortalidad física, nacerá la séptima raza – la raza astral. El proceso hacia esas dos metas son el sexto nivel del desarrollo de la humanidad: la raza solar.

X

El hechicero del que escuchamos en los cuentos de hadas, el hechicero que nuestra fantasía puede crear es, en realidad, memorias de un olvido prolongado por épocas. Son las memorias de lo que un día fue. El universo previo al desarrollo de esos súper humanos y sus fantásticas habilidades. Ahora es nuestra tarea recuperar lo que hemos olvidado y revelar nuestra amplitud del ser.

Incluso en el desarrollo de nuestra propia raza, hemos olvidado cosas que un día comprendimos; el conocimiento del fuego griego, la agricultura la cual fue requerida para construir las pirámides (de Egipto) de Khemet, la electricidad de Sumeria (la cual hemos recuperado) y muchas cosas que incluso no sabemos de esa etapa. Los judeocristianos que incendiaron la biblioteca de Alejandría nos han retrasado miles de años.

No sabemos cuánta peste espiritual judeocristiana ha obstaculizado la evolución, pero sabemos que debemos encontrar nuestro camino de regreso a nuestro pensamiento indoeuropeo; al desarrollo de la naturaleza, a través de ese movimiento hacia adelante nuevamente. La pista que debemos seguir para conseguir a Irminsûl!.

Los saludables arios deben reunirse alrededor de Irminsûl. Debe haber devoción por la inteligencia; debe haber devoción por la pureza de la gente. Eso puede ser realizado si nuestra gente adopta la visión de la vida que representamos en AHF. Debemos, por consiguiente, ver que ellos lo hacen.

FUENTE: https://www.burzum.org/eng/library/irminsul.shtml

Diosa Develada

La religión europea no es una religión monoteísta; el Dios Celestial son todas las deidades del Cielo bajo un único concepto de deidad. Del mismo modo, la Diosa Terrestre son todas las deidades de la Tierra bajo un único concepto de deidad; ella es todas las deidades de la tierra, el mar, el hielo, el agua, las plantas, árboles, animales, etcétera. Ambos tienen aspectos tanto masculinos como femeninos.

La Evolución de la escandinava Jôrð (en inglés; Earth)

Noruego: Jord

Nórdico: Jôrð

Proto-nórdico: Erþo

En el cristianismo la Diosa Terrestre europea ha sido adoptada como concepto, pero se ha visto reducida a ser la madre humana del dios. En la religión europea ella no es menos importante que el Dios Celeste; ellos son iguales en valor, pero diferentes el uno del otro, tal y como lo son los hombres y mujeres. Ellos son una pareja, y como ya sabemos se necesita una pareja para producir hijos (=vida eterna). Él es la luz benefactora, el calor y la lluvia del Cielo, y ella es la belleza y la salud de la Tierra. Juntos conceden todo lo que necesita el hombre: luz solar (y calor), lluvia y buena salud (=belleza), y no menos importante; hijos

Haila Erþo!

FUENTE: https://hermandadpagana.wordpress.com/2014/06/17/la-diosa-desvelada/

Dios Develado

El término “Dios” es Deus en latín, que viene del latín antiguo Divus. Esto no es, en realidad, más que un nombre para la deidad que conocemos como Iuppiter; Zevs en la antigua Grecia, *Tîwaz en la antigua Escandinavia, y Dyaus en sánscrito. Todos estos nombres derivan del proto-indoeuropeo *Dyeus/*Diwus.

La evolución del nombre escandinavo ‘Tyr’:

Noruego: Tyr

Nórdico: Tyr (plural: Tivar)

Proto-nórdico tardío: *TiwaR

Proto-nórdico temprano: *Tiwaz (El nombre usando en Escandinavia durante la Antigüedad Clásica)

Proto-indoeuropeo: *Dyeus/*Diwus

La palabra se ha traducido como “cielo”, pero el significado original es “rayos (del cielo, celestiales)”; hace referencia a las muchas fuentes que desde el firmamento nos envían rayos de luz; el sol y la luna, así como también millones de estrellas. *Diwus es un dios del cielo. El dios del cielo.

Como parte de este Dios del Cielo, encontrarán muchas otras deidades: deidades del sol, deidades de la luna, deidades del relámpago, deidades del trueno, deidades del día, deidades de la noche, deidades del amanecer, deidades de la hechicería, deidades de la guerra, deidades del espíritu, y muchas otras. Todas ellas manan del Dios del Cielo, y son parte de él.

Estimados cristianos europeos: este es nuestro Dios. Si desean seguir y rezarle a un dios del cielo, por favor, al menos sigan a nuestro Dios del Cielo, y no a algún demiurgo hebreo del desierto. ¡HailaR TîwaR!

¡El Dios del Cielo!

P.S.: Si siguen creyendo que nuestros ancestros pensaban que la Tierra era plana, por favor den un vistazo a la esfera que representa la Tierra en este mural de Pompeya (destruido en 79 d.C.)! Las Tierras planas no son representadas muy comúnmente como esferas

FUENTE: https://hermandadpagana.wordpress.com/2013/09/14/dios-develado/

Rîgsþula

Se dice que el Rîgsþula (“la canción del rey”, “el poema del rey”), es un mito sobre cómo Heimdallr engendró las diferentes clases sociales; los þhraell (Thralls), Karl (Campesinos) y Jarl (Nobles). El significado original de tales nombres es “Corredor”, “Hombre Libre” y “Hombre”, respectivamente. Él también se denomina a sí mismo Rîgr, lo cual ha sido interpretado por los estudiosos como procedente de la palabra irlandesa rig, la cual designa al rey.

Los estudiosos que interpretan esto como una influencia irlandesa pasan por alto lo obvio, principalmente que la palabra Rîgr también podría ser pronunciada como Rîkr (en noruego, “poderoso”, “rey”) si hubiera sido escrita por cualquier otro (no existía una ortografía clara en el pasado), y que en cualquier caso ambas, tanto la rig del irlandés y la rikr del noruego proceden de la misma raíz indoeuropea *ric (“gobernante”, “rey,”poderoso”, etc). Esta es por supuesto la raíz de la palabra Reich (“reino”) en alemán.

Baldr saluda desde Hel a Heimdallr (como Hermôðr).

La interpretación de la clase social todavía es válida, es solo que no significa necesariamente que el mito tratase originalmente sobre esto. Muchos mitos se han visto alterados con el tiempo, según los cambios políticos y religiosos de la sociedad, y sus significados originales se han vuelto ocultos. Un mito que explicara los cambios en la composicion racial de Europa pbien podría ser entendido como que explicara la composicion racial de las diferentes clases sociales, incluida una descripción de sus características típicas, en una época en la que esto se volvió más evidente, y esto podría haber sido elaborado de buena fe, con nombres de hijos e hijas, y añadiendo coloridas descripciones de los mismos al mito original.

En el RîgsÞula aprendemos que Heimdallr viajaba caminando a lo largo de la costa del mar, cuando se encontró con una pareja llamada Bisabuelo y Bisabuela. Se cuenta que estaban en su casa “con el aspecto antiguo”. Él durmió allí por tres noches y antes de que hubieran pasado tres lunas Bisabuela dió a luz a un hijo horrible y oscuro llamado Þræll. Él engendró a Corpulento, Achaparrado, Moreno, Zanquilargo, Patán, Obsceno, Haragán, Palurdo, Camorrista, Tábano, Lujurioso y Ganadero así como a Mareado, Relleno, Piernas-grumosas, Nariz-ganchuda, Quejica, Criado, Cuña de Roble, Abrigo-andrajoso, y a la doncella Patas de Grulla. En otras palabras, un grupo de niños no muy agradable.

Siguiendo adelante fue Heimdallr, hasta que se encontró con una pareja llamada Abuelo y Abuela. Durmió allí durante tres noches y cuando habían pasado tres lunas, Abuela dió a luz a Karl, sonrosado y rubicundo, con ojos centelleantes. Él engendró a Joven, Héroe, Jefe, Herrero, Labrador, Orador y Barba Tupida, así como a Dama, Novia, Señora, Alegre, Llamativa, Doncella, Esposa, Tímida y Esbelta. Ciertamente un grupo más agradable que aquel engendrado por Þræll.

Aún siguió Heimdallr, hasta que se encontró con una pareja llamda Padre y Madre. Él durmió allí durante tres noches y cuando tres lunas habían pasado, Madre dió a luz a Jarl, que tenía rizos claros, mejillas blancas, y ojos relampagueantes. Esta vez Heimdallr permaneció allí y crió al niño; le enseñó cómo luchar con armas y escudos, le enseñó las runas (secretos), le dió su propio nombre y le proclamó hijo suyo. Le hizo guardar los campos ancestrales y la casa ancestral. Él se casó con Rápida y engendró a Heredero, Chico, Bebé, Sucesor, Heredador, Niño, Descendiente, Descendencia, Hijo, Joven, Pariente y Mejor-el-joven (Kon-ungr). (El verso para los nombres de mujer falta de la canción).

Esos chicos aprendieron juegos, deportes y a nadar, domaron caballos, a doblar escudos redondos, a suavizar astas de guerra, y a agitar lanzas de fresno, pero Mejor-el-joven también aprendió los secretos de la vida y la eternidad, y aprendió hechicería y a cómo hablar con los pájaros. Usó los secretos para ganar su herencia y llegó a ser conocido como Rey. (Tenemos la palabra “King” a partir del nombre “Kon-ungr”, lo cual se ve mejor en el arcaico “Konung” del idioma sueco).

Podrías tomarte esto como solamente una descripción de las diferentes clases sociales de la sociedad escandinava en la Era Vikinga, pero también puede entenderse en el contexto del homo neandertalensis y su contacto con el homo sapiens – explicado de una manera más científica aquí.

Heidallr es un dios, pero los dioses se manifiestan sobre la Tierra como seres humanos; los reyes y reinas no era tan sólo una suerte de sumos sacerdotes y sumas sacerdotisas, ¡ellos mismos eran los dioses y diosas!. Ellos los representaban y así se convertían en ellos. Rîgr (Heimdallr) no es un dios, sino una personificación del hombre europeo original que viaja hacia el sur a lo largo de las costas, forzado fuera de Europa por las Glaciaciones, y ahí se encentra con los hombres de Africa. Los neanderthales son fuertes y más listos, así que si quieren pueden tomar las mujeres de los africanos, y algunas veces lo hacen – y cuando lo hacen engendran niños oscuros no muy agradables. Regresan a Europa cuando la Glaciación se acaba.

La siguiente vez que una Glaciación les fuerza fuera de Europa se encuentran de nuevo con el hombre africano, esta vez menos moreno que la vez anterior que se encontraron; él ya posee un poco de su sangre, de la última vez que los Europeos estuvieron allí – hará tal vez unos 12.000 años antes. De nuevo éste toma algunas de sus mujeres y engendra más hijos, mucho menos oscuros esta vez, pero todavía no se lleva de vuelta a ninguno de esos niños cuando regresa a Europa, al finalizar la Glaciación. Todavía no son de su agrado, por decirlo así, o quizás se los trae de vuelta, pero no son capaces de sobrevivir en Europa – y mueren por falta de “vitaminas solares” y otros problemas causados por su sangre africana.

Pasa el tiempo y de nuevo una Glaciación fuerza a los europeos fuera de Europa, y éstos se encuentran al africano y toman algunas de sus mujeres. Esta vez la mujer tiene aún más sangre europea, y son mucho menos morenas que las últimas veces que los europeos estuvieron allí. Viven allí hasta que la Glaciación finaliza, quizás durante un tiempo muy largo, y así cuando ellos vuelven a Europa aquellos de entre ellos que tienen como mínimo algún ancestro africano se unen a ellos y son capaces de sobrevivir en Europa. Son lo suficientemente claros, lo suficientemente listos, y suficientemente fuertes. Así que Heimdallr les proclama como hijos suyos, como merecedores de los campos y hogares ancestrales, y les trae de vuelta. Así nace el hombre europeo moderno; un cruce entre los neanderthales y el hombre africano, pero naturalmente mucho más neanderthal que africano; él tiene de media un 99,7% de ADN neanderthal.

Esto naturalmente explicaría la afirmación de algunos científicos de que algunos europeos tienen algo de ADNmt procedente de los africanos; este ADN se pasa de madre a hijo. Esto explica por qué el neanderthal moderno (el europeo) no es exactamente como el del pasado. Con el tiempo el escaso ADN africano que sobrevivió se distribuyó más o menos equitativamente entre los europeos y la diferencia de grado en la mezcla racial también puede explicar las diferencias entre los diferentes pueblos europeos. Cuanto más al norte y oeste vayas en Europa, menos ADN africano encontrarás, y más claros y con más apariencia neanderthal serán.

Con lo que podemos estar de acuerdo sin embargo es que los escandinavos, como mínimo hasta la Edad Media no tenían una visión muy positiva de los pueblos más morenos que estaban por allí, y que consideraban la claridad de la piel, ojos y pelo como una característica importante para los reyes y nobles en general. Cuanto más claro, más noble, más amable, más generoso, más esforzado trabajador, más honesto, más fiable, y más valeroso – y el más bello, puro e inocente Baldr es el más blanco de todos ellos.

FUENTE: https://hermandadpagana.wordpress.com/2013/08/19/rigsthula/