El Verdadero Templo Pagano

Un verdadero templo pagano es una ARBOLEDA pre-civilización o un ÁRBOL o alguna otra ubicación NATURAL. No algo hecho por el hombre.

Deja de estar asombrado por las construcciones HUMANAS. Asómbrate en cambio por la DIVINA NATURALEZA.

La ubicación NATURAL es el templo. Puedes perfectamente construir un salón de algún tipo cerca de ella. Pero la ubicación natural es el lugar sagrado, no el salón.

FUENTE: https://twitter.com/GandalftheWhi19/status/1173652134774149125

Consumismo y Antimaterialismo

Siempre fuimos consumidores. Los humanos necesitan consumir para sobrevivir.

La diferencia es que hoy en día producimos BASURA y AGOTAMOS RECURSOS FINITOS cuando lo hacemos.

En el pasado nuestra “basura” volvía a la naturaleza cuando ya no nos servía más. Pieles, ejes de madera, cuchillos de pedernal, etc.

Antes tener “cosas nuevas” era igual de divertido y “cool” que ahora. Mejorar a una mejor lanza, un cuchillo más bonito, etc era igual de relevante que hoy en día lo es tener mejores cosas. Esta mentalidad está en lo más profundo de nuestro ser y NO fue nunca un problema hasta los tiempos modernos.

Como siempre (¿casi siempre…?) ofrezco una SOLUCIÓN al PROBLEMA , nuestra “naturaleza consumista”:

Necesitamos enfocarnos en obtener y en mejorar las cosas que son producidas localmente, que no agote los recursos finitos y que no dañe nuestras cualidades innatas (ej: nuestra inteligencia).

El “antimaterialismo” cuasi-intelectual y cuasi-espiritual que vemos que algunos promueven es un culto suicida asiático, hecho por personas que fracasaron al entender los conceptos de vida y animismo y que parecen creer que los humanos pueden sobrevivir en base a adorar a ídolos hindués.

Humanidad = Espíritu Y Materia.

FUENTE:

¿Cuáles son los Principales Dioses de la Mitología Nórdica?

Las principales deidades son las 13 deidades del antiguo calendario escandinavo de 13 meses, donde cada mes tiene 28 días, y así el Día de Año Nuevo dura 1 o 2 días. E igualmente importante son las 4 deidades de las estaciones.

Los 13 dioses con su equivalentes griegos:

  • Balder (Apolo)
  • Forseti (Ares y Temis)
  • Freyja (Afrodita)
  • Heimdal (Cronos)
  • Hödr (Hades)
  • Njord (Poseidón)
  • Odín (Hermes)
  • Saga (Atenea)
  • Skadi (Artemisa)
  • Thor (Zeus)
  • Vali (Hércules)
  • Vidar (Pan)

Los 4 dioses de las estaciones con sus equivalentes griegos:

  • Jörð (Demeter, Hera y Cibeles) – PRIMAVERA (Tierra)
  • Máni (Selene) – OTOÑO (Luna)
  • Sól (Helios) – VERANO (Sol)
  • Tyr (Urano) – INVIERNO (Cielo)
Panteón Nórdico

FUENTE: https://www.quora.com/What-are-the-main-gods-of-Norse-mythology

¿Es el “Árbol del Conocimiento del Bien y el Mal” en La Biblia análogo al Yggdrasil (El Árbol del Mundo), y la Serpiente del Jardín del Edén al Ouroboros?

Sí, porque ambos son símbolos de la placenta, del cual el feto “aprende” y obtiene la vida. La “serpiente” es el cordón umbilical. La placenta es a menudo llamada “el gemelo”, y el gemelo muere cuando el niño nace, siendo asesinado por el “dragón” (el cordón umbilical).

Si lo googleas, y encuentras una imagen de la placenta, entenderás por qué la llaman “el árbol de la vida”.

El árbol de la vida transfiere el conocimiento de los ancestros al niño, y así en cierto sentido les permite renacer.

El árbol sagrado es una representación de la placenta humana.

FUENTE: https://www.quora.com/Is-the-Tree-of-Knowledge-of-Good-and-Evil-in-The-Bible-analogous-to-Ydrassil-The-World-Tree-and-the-serpent-in-the-Garden-of-Eden-to-Ouroboros

¿Es el Valhalla la Versión Nórdica del “Cielo” (Paraíso)?

Valhalla (del nórdico Valhöll) significa “salón de los elegidos”, o “escondite de los elegidos”, y es un nombre para el lugar hacia donde vas para reencarnar (es decir: el útero materno). Sólo aquellos elegidos para renacer van ahí. Odin (que significa “mente”) representa el honor (“hamingja”) acumulado de los antepasados (ancestros), y todos los einherjar (“los que pelean solos”) en Valhalla son tus vidas pasadas. El nacimiento es una “pelea” con el “lobo” (en un sentido: los genitales maternos) y tú renaces cuando la boca de este lobo (Fenrir) es “desgarrada” (en el Ragnarok) por Vidar, el Pan nórdico, la deidad que representa la adrenalina (de ahí el término PÁNICO cuando tienes mucha de esta…).

800 de estos einherjar pueden abandonar el Valhalla al mismo tiempo… porque cuando naces, dejas Valhalla con ellos en tí, como parte de tí. Así puedes salir como un “einherjar” (como dije: el que pelea solo). Naturalmente, tú no estás sólo, sino que formas parte de un grupo de 800 hombres, el espíritu de tus ancestros que te acompaña.

Odin bebe solamente vino (sangre), porque los ancestros se encuentran y transforman en tí desde la placenta. Así, sus lobos (Gri y Freki) (es decir: la madre…) obtienen toda la comida. Ella (la madre), transforma la comida en alimento, dándoselo al feto (Odin) en forma de sangre (Vino o Hidromiel).

El ojo único de Odin es el ombligo. El Pozo de la Sabiduría del que bebe (“El Pozo de Mimir”) es el cordón umbilical, conectado a la placenta. Las MENTES (Espíritus o Almas) de los ancestros son transportados al feto por medio del cordón umbilical (el conocimiento del pozo es transferido a Odin).

No hay “Cielo” (Paraíso) en el Paganismo. En lugar de tal desprecio por la vida y la vida en la Tierra, existe la creencia en la reencarnación, y la creencia de que la vida en la Tierra es buena.

“Gate to Valhalla”, de Leif Heanzo

FUENTE: https://www.quora.com/Is-Valhalla-the-Norse-version-of-Heaven

¿Identidad Incierta?

Si eres europeo y de pronto sientes el deseo de cultivar Los dioses que hay en tí, ¿qué harías? ¿Con qué dioses debería identificarse, por ejemplo, un español, un rumano o un francés? ¿O con cuáles un europeo americano?

Para algunos puede que esto que tenga mucha importancia, pero también es probable que para algunos sí la tenga. Personalmente, prefiero no identificarme con, por ejemplo, Ôðinn, Freyr, Tyr, Þôrr, Njörðr o cualquier otra deidad nórdica. En realidad prefiero, en cambio, sus nombres proto-nórdicos (WôðanaR, FraujaR, ÞunaR, TîwaR, NerþuR), o incluso sus nombres en proto-nórdico antiguo (Wôþanaz, Fraujaz, Þunaz, Tîwaz, Nerþuz). Trabajando en MYFAROG, he ido aún más allá, reconstruyendo estos nombres como probablemente eran en la Edad de Bronce o incluso en la Edad de Piedra (Woþanas, Prius, Dunus, Diwus, Nerþus), pues se me antojó que hacerlo era de lo más natural. Así pues, es un asunto únicamente de nombres, porque las deidades son básicamente las mismas en toda Europa, sin importar el nombre que les demos. Zevs es lo mismo que Þôrr, o que Júpiter, o que Perun, o que Perkele, o que Perkunos, o que Taranis, et cetera.

Sea lo que sea que sientas correcto, es entonces lo correcto. Si eres francés y te sientes galo (o celta), usa entonces un nombre galo. Si eres francés pero te sientes romano, usa un nombre romano. Si eres francés y te sientes un franco, usa un nombre nórdico. Si honestamente no te importa o sigues teniendo dudas, basta con que averigües el origen de tus ancestros, o de la mayoría de ellos, y uses los nombres más comúnmente usados en su tierra.  El nombre en sí mismo no es tan importante; Lo que realmente importa es la relación que puedes tener con este nombre, y cómo éste te empuja a ser mejor.

HailaR WôðanaR!

FUENTE: https://hermandadpagana.wordpress.com/2013/07/26/identidad-incierta/

Per Aspera Ad Astra

Amigos europeos; tenéis que hacer sacrificios y trabajar duro para mantener lo bueno de la vida, en vuestra tierra y cultura y también en vuestro cuerpo y mente. La tradición-religión de nuestros antepasados era un sistema para lograr esto, un sistema que había sido creado hace cientos de miles de años, y que había sido perfeccionado y mejorado siempre para lograr un efecto óptimo.

Cuando los neandertales europeos (es decir, los europeos originales) comenzaron a mezclarse con (el africano) homo sapiens, desde hará unos 100.000 años y en adelante, la necesidad de un sistema tal creció dramáticamente, incluso aunque la mezcla en aquella época ocurría muy raramente y en un grado mínimo. Los efectos adversos de esta mezcla de especies fueron muchos, significativos y dramáticos. Lo que había sido un paseo constante cuesta arriba se convirtió en una peligrosa escalada por el costado de un acantilado – y cuando el hombre europeo perdió el agarre cayó, lejos y mucho tiempo.

Damas y caballeros de Europa: es de la mayor importancia que acabemos con nuestra caída y comencemos a trepar de nuevo, colectivamente. Arrojad la religión judía – el cristianismo – al abismo, allí donde pertenece, ¡y reclamad vuestra herencia europea!.

Caer podría ser más fácil y cómodo por ahora, pero a no ser que comencéis a escalar, pronto golpearéis el suelo – y puedo aseguraros de que esto no será agradable.

Deseo dedicar este post a la memoria del guerrero noruego innombrado y sin armadura  (es decir, pagano), que blandía un hacha, y que según las fuentes anglosajonas mató a 40 cristianos en el puente de Stamford en el año 1066. El está todavía seguramente entre nosotros hoy día. Los héroes nunca mueren. Sólo cambian de cuerpos.

La Batalla del Puente de Stamford

HailaR WôðanaR!

FUENTE: https://hermandadpagana.wordpress.com/2014/06/14/per-aspera-ad-astra/

Metempsicosis

Como se explica aquí y aquí, nuestros ancestros creían en la reencarnación y en la vida eterna del hombre honorable. No había “castigo” para los malos ni más recompensa para los buenos que el renacimiento -aquí en la tierra, dentro de la familia.

Lo que ellos creían era que al morir vuestro cuerpo se iba a Hel (“oculto”), es decir la tumba o el túmulo mortuorio. Era un lugar frío, húmedo y oscuro, pero en realidad no era más que un nombre que se le daba a la tumba. Nuestros cuerpos muertos regresan a la tierra, tan simple como eso. Vuestra mente (que los judeocristianos llaman “alma”) era enviada al cielo para que el fuego del sol la purificase. Y al igual que con Hel, no había ‘castigos’ ni ‘sufrimiento’ involucrados. Sólo había que dejar que la fuerza purgadora del fuego removiese las partes negativas para que no regresaran junto con vosotros al renacer en un nuevo cuerpo.

La cantidad de ‘vosotros’ que renacería era la misma cantidad que quedaría después de que el fuego hubiera removido lo malo. Así pues, por decirlo de alguna forma, quien fuese verdaderamente honorable podría renacer ‘por completo’. Otros renacían con sólo pequeños fragmentos de su mente, y otros -los malvados-, por supuesto, eran simplemente eliminados. Dejaban de ser, dejaban de existir. Pasaban al olvido.

Los muertos más honorables eran enterrados en tumbas hermosas, y cuando los niños alcanzaban una edad suficiente, podían elegir como quién querían renacer. Cuanto más honor tenía la persona muerta, más niños estarían deseosos de renacer como ella.

Al morir, a menudo los hombres decidían llevarse a la tumba sus posesiones más valiosas, para asegurarse de que las tendrían en la próxima vida -y probablemente también para intentar persuadir a los niños a renacer como ellos si no bastaba con su honor. Así que cuanto más honor y más riqueza tuviera una persona muerta, mayor era la probabilidad de que un niño la eligiese para renacer como ella.

Si un muerto jamás era elegido por un niño, jamás renacería. Por lo que no era suficiente con el honor por sí solo: el muerto que era honorable además necesitaba ser elegido por un niño para renacer. El renacimiento no era ‘automático’, aún para los más honorables.

Los paganos europeos también se purifican en vida con el fuego

ukrainepagans

Podréis decir que no hay evidencia que apoye la creencia en la reencarnación. También podréis afirmar que no existe tal cosa. De acuerdo, pero, de la forma en que yo lo veo, estaríamos mucho mejor si viviésemos en sociedades en las que la gente cree en la reencarnación; mucho mejor que ahora, en sociedades en las que la gente cree ya en un “paraíso celestial” de ficción (judeocristianos), ya en nada (ateos). No importa si es real o no; lo que importa es que la gente que tiene la creencia de que renacerá aquí en la Tierra, dentro de la misma sociedad, ¡hará todo lo que pueda para asegurar la salud y la felicidad de su descendencia!

¿Pescaríais todos los peces del océano, mataríais a todos los animales del bosque, talaríais todos los árboles o extraeríais todo el petróleo de la tierra para usarlo todo en el transcurso de tu vida si creyerais que vais a renacer en la Tierra? ¿No dejaríais nada para cuando reencarnéis? Claro que no. Por el contrario, intentaríais preservar todo lo que es bueno para así crear más bondad, y traspasarla a quienes vengan después de vosotros -a vosotros mismos en vuestras vidas futuras.

En verdad no me preocupa si renaceré o no, o si la reencarnación es real o no, pero soy capaz de ver el valor que un sistema de creencias de esta clase tiene para mi especie, y comprendo que sólo un sistema de creencias tal puede asegurar la supervivencia de lo bueno y lo justo. Sólo tal sistema de creencias permitirá el mejoramiento de nuestra especie. No importa lo que pienses, digas o sientas; todas las posibles alternativas son peores en todo aspecto, porque, nos guste o no, el hombre es una criatura egoísta. Y en vez de intentar reprimir el ego del hombre, deberíamos usarlo para cultivar sociedades magnas.

¡Salve WôðanaR!

El fuego purificador del Sol:

FUENTE: https://hermandadpagana.wordpress.com/2014/06/01/metempsicosis/

La Tierra Media

La religión europea nos ha sido interpretada por los judeocristianos, y su visión de lo que es nuestra tradición se ha esparcido a lo largo del mundo académico.

Nuestra mitología ha sido reducida a una graciosa curiosidad, un primitivo cuento de hadas, una disparatada interpretación de la realidad. En verdad no es más que eso… ni siquiera cuenta como una religión; es sólo mitología.

Nuestro mundo era visto como un árbol, y si este árbol llegaba a caerse, el cielo se vendría abajo. Y por supuesto, cuando los gloriosos y heroicos sacerdotes de la cristiandad talaron el Irminsûl en Alemania, los paganos, al ver que el cielo no se movió de su sitio, quedaron convencidos de que todo esto era absurdo. Jaja, ¿cómo pudieron ser tan ignorantes y estúpidos?

Nuestros dioses son como personajes de caricatura; surcando los cielos montados en caballos de ocho patas y carros tirados por gatos o cabras. Freyja es la diosa del amor. Óðinn, el de la guerra y la poesía. Þórr el dios del trueno. Et cetera. Todos ellos son solamente seres unidimensionales, tan triviales que hasta el personaje promedio de Dungeons & Dragons parecería inmensamente complejo a su lado.

Así que no hay necesidad de profundizar en ello… No son más que incoherencias. Claro, es entretenido, pero eso es todo. Debemos progresar hacia las religiones monoteístas, que son más avanzadas. Así es: la evolución se ha encargado de que dejemos a un lado las primitivas religiones politeístas para dar paso a las religiones más avanzadas. Religiones con un código moral. Porque, ciertamente, no existe la moral en las religiones primitivas.

Como habréis podido deducir, lo anterior es justamente cómo nuestra sociedad nos presenta la cosmovisión y la religión de nuestros ancestros. Son puros disparates que se han ido para siempre, y gracias a Dios… Jamás volveremos a todo eso más de lo que volveremos a creer que la tierra es plana.

Tan sólo que… nuestros antepasados nunca creyeron que el mundo era plano. Esto es un mito moderno. Es sabido que tenían muy claro que el mundo es esférico. Todos los lingüistas concuerdan en esto, y también hay bastante evidencia arqueológica que lo apoya. Como estas estatuas: ¿Habrían representado el mundo como una esfera de haber creído que era plano? ¿Habrían usado alguna vez la palabra “esfera” para referirse a él de haber pensado que era plano? (Buscad “Atlas carrying the World on his shoulders” en Google [“Atlas cargando al mundo sobre sus hombros”] para más imágenes como la de abajo, y podréis notar que esas representaciones de Atlas hechas en la antigüedad también lo muestran cargando una esfera.)

Atlas Farnesio

Pues no, no creían que el mundo era plano, y cuando os deis cuenta de ello entenderéis también que todas las otras cosas que se nos dice sobre nuestra mitología y nuestros ancestros son falsas.

Partamos por el árbol del mundo de Escandinavia, representado como un árbol que crece en un disco plano (después de todo, ellos pensaban que la Tierra era plana ¿no?…), cuyas raíces se extienden hasta Hel y su copa alcanza el cielo, donde habitan los dioses. Su tronco se encuentra en el mundo de los vivos, la Tierra Media… así que tenemos un mundo para los muertos, uno para los vivos y otro para los dioses.

Lo que yo veo como el problema principal en esto es la separación que hacen entre el hombre y lo divino: el hombre reside en la Tierra y los dioses en el cielo, y sólo a veces los dioses caminan entre nosotros, pobres mortales, aquí en la Tierra. Lo siento mucho, pero eso no es paganismo; es la cosmovisión judeocristiana. En el paganismo el hombre, imitando a la deidad, se vuelve una deidad él mismo en la tierra. Pasa por un proceso de iniciación, mejora, madura, cambia en alguien superior. Se aplica a lo que es divino y de esta forma ¡él mismo se vuelve un dios! Lo divino siempre está presente; en su interior y a su alrededor, alterando el curso de las cosas. Así que el hombre y los dioses viven uno junto al otro, en el mismo mundo. Todos viven en Ásgarðr (“el jardín de los espíritus”), la copa del árbol de la vida.

Entonces, ¿qué es exactamente Miðgarðr (“la Tierra Media”)? Se ubica justo entre el mundo de la vida (Ásgarðr) y el de la muerte (Hel). Pero ¿qué es? ¿El nacimiento? ¿La muerte? ¿una suerte de mundo de no-muertos? La verdad es que sí…

La Tierra Media es el túmulo mortuorio; un lugar cercado, en que moran los cuerpos de los muertos honorables. Estos muertos honorables no están muertos para siempre; sólo están esperando renacer. Es por esto que no están en Hel (“oculto”), el lugar de la sombra, sino en la Tierra Media, un mundo a medio camino entre la vida y la muerte. Un lugar en el que estás muerto, pero esperando nacer de nuevo.

Ejemplo de lo que es la Tierra Media (Túmulo)

Ergo: sólo está realmente muerto lo que no es honorable y digno de ser recordado.

La idea es que al momento de mi muerte, mi sombra (esto es, todo lo malo que haya hecho alguna vez) será arrojada dentro de Hel, y ahí permanecerá para siempre (es decir, olvidada). No la necesitamos. Sólo queremos recordar lo bueno que hice. Lo único que queremos llevar con nosotros al futuro es el recuerdo de mis acciones honorables. ¿Para qué querrían las generaciones futuras cultivar mis aspectos malos o mis errores? ¡No es así como se volverán dioses! Esto sólo podrán lograrlo cultivando los aspectos buenos: lo justo, lo fuerte, lo hermoso, lo valiente, etc. Es únicamente a través del recuerdo de lo bueno que hicieron los muertos que podrán volverse mejores. No vaguéis entre las sombras; sólo conseguirás oscurecer tu mente.

Nosotros, damas y caballeros, vivimos en Ásgarðr, codo a codo con los dioses y diosas. Si no sois capaces de verlos se debe únicamente a que una sombra os nubla la vista, un velo de falsedad cubre vuestros ojos, o a que un coro judeocristiano os inocula mentiras a gritos en los oídos, evitando así que escuchéis la canción divina. Es aquí donde está lo divino: en el aire, en los árboles, en el agua, en la tierra y las rocas, y, por sobre todo, ¡en vosotros mismos! En vosotros reposa el potencial para convertiros en dioses o diosas. Tan sólo debéis estiraros y coged todo lo que es bueno, y asiros a ello hasta vuestro último estertor. Aferraos a ello y jamás lo soltéis, sin importar la fuerza con la que la sombra intente jalar y arrebatároslo. ¡Volveos uno con lo divino; volveos divinos vosotros mismos! ¡Aseguraos de que vosotros y lo bueno os volváis inseparables! Al hacerlo, no habrá nada que puedan hacer para haceros algún daño:

Hâvamâl, estrofa 76

Deyr fê

deyja frændr,

deyr sjâlfr it sama;

ek veit einn,

at aldregi deyr:

hveim er sêr gôðan getr.”

(Muere el ganado,

Mueren los amigos,

De la misma forma morís vos;

Pero se de algo que jamás muere:

Una reputación honorable)

No hay muerte que alcance a los honorables. Viven para siempre: vuelven a la vida desde la Tierra Media, el mundo entre el de la vida y el de la muerte, cuando los niños los eligen para renacer –convirtiéndose estos últimos en aquéllos.

La religión europea es un sistema para cultivar lo bueno que hay en el hombre, la vida y las acciones honorables –con el objetivo de transformar a la sociedad en un “paraíso terrenal” (¡pues qué tenemos sino la Tierra!), y a los mejores hombres y mujeres en dioses y diosas. Es, por decirlo de alguna forma, un medio para transmutar al plomo en oro, en un sentido espiritual.

La religión europea es una celebración de la vida en la Tierra, contrastando diametralmente con el culto a la muerte del judeocristianismo, que se dedica a diseminar nada más que desprecio por la vida en la Tierra, abogando por un supuesto “paraíso” ficticio, en el que seguramente los judeocristianos no tendrán que volver a hacer nunca más nada que suponga alguna dificultad (o que signifique honor…). El judeocristianismo no es más que el cultivo de la pereza, el hedonismo y la cobardía.

***

Yo soy pagano, por lo tanto camino por los senderos menos transitados, por entre la espesa vegetación de una vasta selva. A veces camino en la oscuridad, sin saber hacia donde me arrastra el destino. A veces lo hago bajo una lluvia gélida, debiendo luchar para mantenerme con vida. Suelo tropezar con vetustas raíces, y grietas que yacen ocultas en el suelo. Caigo sobre rocas afiladas y troncos de árboles caídos, en torrentes congelados y cuesta abajo por escarpados riscos. Mas, cada vez que lo hago, sonrío y me enorgullezco de mis cortes y magulladuras, para luego levantarme y seguir mi camino. La vida es buena. Y no es buena incluso en la adversidad, sino que particularmente en la adversidad, por cuanto nos presenta una oportunidad de probarnos a nosotros mismos; ¡una oportunidad de obtener honor!

Lo que hará que seáis recordados por vuestros descendientes, y los hará admirarte y volverse mejores por tu causa, es tu honor.

¡Salve, oh Dioses! ¡Salud y regocijo!

FUENTE: https://hermandadpagana.wordpress.com/2014/03/15/la-tierra-media/