Ateísmo y Politeísmo

El hombre europeo es un pensador crítico y racional. Él quiere pruebas de lo que se supone que debe creer, y no quiere construir sus creencias en simples suposiciones sólo porque le han sido heredadas. Por eso es que Europa no es solo la cuna de incontables mitos y cuentos, sino también la fuente de la ciencia y la erudición. Lo que los antiguos griegos plasmaron en sus escritos hace más de 2.000 años, volvió en el Renacimiento y la era de la Iluminación y produjo un gran impulso hacia la secularización que dejó atrás mucho del veneno con el que el cristianismo había contaminado Europa.
Con el paso del tiempo, el hombre europeo se deshizo de más y más remanentes cristianos, hasta que en el siglo XX el ateísmo prevaleció, y el cristianismo dejó de ser el único factor decisivo en los aspectos espirituales. ¿Pero, es el ateísmo el punto cúlmine de la historia de la mente europea, o hay más por descubrir?.

Dado que el cristianismo ha reemplazado las formas nativas de espiritualidad de una forma aparentemente extensa, ahora tendemos a asociar cosas como la religión o incluso la espiritualidad con el cristianismo. La visión moderna de la espiritualidad está manchada por un elemento extraño y perdurable, fundamentalmente, un cadáver podrido que aún emana su penetrante hedor en la mente europea. Uno podría querer escapar de su miasma, y ​​con razón, pero no podemos malinterpretar: la anti-espiritualidad no es un antídoto sostenible contra una carencia que es en su naturaleza misma espiritual. La ciencia puede, por ejemplo, explicar los procesos hormonales que caracterizan un fenómeno como el amor, pero al experimentar el fenómeno en sí, siempre sentiremos que la explicación científica no basta. Las explicaciones materialistas son muy limitadas. Al percibir un objeto material, como una hormona o una molécula, nuestra percepción y conceptualización de ese objeto aún son abstractas (inmateriales). Construir tu pensamiento sobre una base material es, por lo tanto, inherentemente fragmentario. Se requiere una perspectiva más holística y orgánica.

Entonces, preguntémonos si al descartar al Dios cristiano, no estamos tal vez descartando algo que en realidad es mucho más antiguo, primitivo y fundamental que el cristianismo, algo que no está tan relacionado con poderes milagrosos y sobrenaturales, sino con la ley cósmica y el orden natural como tal.

Etimología

Para encontrar respuestas, primero debemos mirar la etimología de las palabras que estamos usando y comprender su significado más profundo. Nuestra terminología espiritual está a menudo barnizada con la semántica cristiana, que, para lograr una comprensión pagana original, debe ser atravesada, para así llegar al núcleo.

La palabra divine (divino) se remonta a la palabra reconstruida proto-indo-germánica *deywós, que significa Dios y está vinculada a una raíz que probablemente significaba “cielo, paraíso”. Los nombres de los dioses del cielo como Týr, Zeus o Júpiter están relacionados con esta raíz. De forma complementaria, a menudo encontramos que los nombres de las Diosas se remontan al significado de “tierra”, como Jörð, Nerthus o Démeter.

La palabra God (Dios) deriva de una palabra germánica pre-cristiana. Las formas respectivas de la palabra en inglés, alemán, holandés y escandinavo, así como la palabra gótica temprana guþ apuntan a un germánico reconstruido *guða-, un término plural neutro para poderes divinos. El origen más profundo de la palabra no está claro, pero a menudo se lo relaciona con la palabra indo-germánica *g̑hūto-, que significa tanto como “lo que es llamado” o “lo invocado”. El término podría haberse referido originalmente a algo muy similar al numen latino, poderes espirituales que pueden ser encontrados e interrogados, o un acto divino que da señal de una voluntad divina, una voluntad que en sí misma se encuentra fuera de la limitada percepción humana.

La palabra ateísmo es una negación de la palabra griega theós (θεός), una palabra que puede referirse tanto a una deidad, a un dios, a la divinidad como tal, o incluso a un gobernante. El mejor ejemplo para este último es la elevación del emperador romano a la categoría de divinidad: cuando regresaba a casa de una campaña militar victoriosa, el triunfador entraría en la ciudad de Roma como la encarnación de un dios. El paganismo nórdico también apunta a formas de encarnación divina, como en la herencia del título de Yngvi o Freyr, el reinado sagrado de Frazer y las 3 encarnaciones de Helgi (“el santo”) al lado de su valquiria. Y no menos importante, el Culto de Odin a menudo parece involucrar una encarnación del dios mismo.

Podemos, por lo tanto, concluir que el ateísmo no implica solamente una negación de la existencia del Dios cristiano de la Biblia, sino una negación de todo lo que podría considerarse divino y sagrado en general. Cada uno puede, individualmente, averiguar por sí mismo si realmente se identifica con tal pensamiento y sentimiento, si no consideran a su familia, sus amigos más cercanos o las maravillas de la naturaleza como algo sagrado y divino. Si es así, si cree que hay divinidad y existe lo sagrado, entonces puede que sea el momento de darle crédito a las cosas que uno considera sagradas construyendo un marco espiritual verdadero que esté en sintonía con la conexión ideológica y emocional de uno con estas cosas.

Santidad

En oposición al ateísmo, la palabra politeísmo se refiere a una visión del mundo que incluye múltiples poderes divinos, que no pueden reducirse a meros aspectos de un único dios. La palabra pagano mayormente solo significa no cristiano/no judío, y es un término muy amplio que en verdad no logra decir nada acerca de la naturaleza de la religión o el culto al cual se refiere. Politeísmo dice un poco más, en la mayoría de los casos al menos implica una polaridad básica de una diosa Madre Tierra y un dios Padre Cielo. Estas deidades pueden subdividirse a su vez en más dioses y diosas. Muchas de ellas son deidades regionales, o están relacionadas a cierta clase, profesión o área de la sociedad. Tales conceptos son por supuesto muy complejos y difíciles de precisar con solo un breve ensayo. Hay múltiples interpretaciones literales de las deidades paganas, y todos las interpretan de distinta forma.
Se podría decir que estas deidades no son más que metáforas anticuadas de cosas que ahora podemos explicar mucho mejor con terminología científica. Sin embargo, es un error pensar que la ciencia no depende de la metáfora. Es ingenuo pensar que la ciencia está de alguna forma más cerca de la explicación de las cosas, cuando en realidad está incluso más alejada de ellas que el logos mítico, dado que la ciencia dura solo funciona para fenómenos que se pueden probar y medir. Pero sabemos que no todas las cosas en el mundo pueden ser probadas ni medidas, por lo que la ciencia es una herramienta limitada que debe integrarse en una cosmovisión (visión del mundo) filosófica.

La pregunta acerca de los Dioses no es simple. Así que comencemos con 2 cosas con las que la gente de hoy tendrá una conexión mucho más fácil, pero que también son sagradas: los 2 pilares básicos del Paganismo Europeo son la veneración a nuestros ancestros/antepasados y la veneración a la naturaleza.

La veneración de los ancestros debería ser clara para cualquiera que sepa cuan importante es nuestro linaje (ascendencia) para quienes somos. Nuestros antepasados son parte de nuestra familia y la semilla misma de la cual nuestros cuerpos y mentes brotaron. La ciencia moderna muestra que el ADN determina una gran parte de los rasgos físicos y mentales. Junto con la epigenética y otros factores más opacos, encontramos una red tan compleja y amplia que bien podría merecer un nombre más holístico, como alma o espíritu.
Si somos nuestros antepasados y ellos son nosotros, desde la creación de la primera forma de vida entre el martillo y el yunque del orden natural, tenemos que darles a estas personas un lugar adecuado en nuestra espiritualidad.

Además, nuestros ancestros son lo que son porque fueron formados por un cierto entorno natural. El clima, la topografía, la flora y fauna de cierto paisaje dejan huellas en la vida que dan a luz. Dependemos de los frutos del suelo y todo en la naturaleza está interconectado. Es por esto que la veneración a la naturaleza puede, incluso para las mentes muy racionales, tener mucho sentido. En el paganismo europeo, está presente la veneración de los elementos básicos que constituyen la naturaleza y su fertilidad nutritiva: árboles, pozos y piedras. Si redirigimos nuestro ethos y energía espiritual de regreso a las cosas que realmente constituyen el mundo, el verdadero ambientalismo y el orgullo ancestral volverán a reinar.

Dioses Paganos

Ahora volvamos al tema de los dioses. Como se ha dicho, es naturalmente complicado definir qué son, pero imagina esto: Si todos nuestros antepasados fueron moldeados en su forma y carácter por la naturaleza a lo largo del tiempo, debe haber cualidades comunes para todas estas mujeres y todos estos hombres de los cuales descendemos – ¡cualidades que también se aplican a nosotros! Debe haber fuerzas que median y cultivan estas cualidades, y estos mediadores entre la Ley Natural y los hombres podrían ser llamados deidades o dioses.
Por supuesto, hay varios de ellos.: La chispa primordial de poder que nos alimenta, el logos que ordena nuestra mente, la ley del ethos según la cual juzagamos el mundo que nos rodea, la fertilidad que nos nutre física y espiritualmente. Todos ellos tienen una composición y estructura única para cada tribu o grupo específico. Dado que el politeísmo no es un dogma universal que todos en la tierra necesiten seguir, los dioses paganos individuales están mucho más cerca del ser humano individual. No deben ser recibidos con vergüenza y servilismo, sino con respeto y amistad. Y ni siquiera los Dioses escapan del destino, pero en sus mitos ellos nos muestran cómo deberíamos enfrentarlo a nuestro modo.

¿Cómo se puede invocar a los Dioses? Una de las cosas más importantes en los tiempos modernos es deshacernos de toda la banalidad que nos rodea e intenta arrastrarnos a un nivel espiritualmente miserable. Por lo tanto, nuestro objetivo debería ser vivir en sintonía con los poderes divinos antes mencionados, a pesar de que pudieran ser difíciles de controlar. Para el paganismo europeo, lo divino no es algo que pueda enseñarse o definirse, sino que siempre ha sido algo que debe ser experimentado. Los Dioses no son fuerzas externas a las que uno puede acceder cuando lo necesite, sino que son fuerzas que deben ser cultivadas en nuestro interior mediante el esfuerzo sostenido en el tiempo.

Podemos encontrar lo divino en la gran literatura europea, como en la obra La Ilíada, inspirada por una musa. 9 años sitiaron los griegos Troya, porque Paris secuestró a la hermosa Helena. Aspectos centrales de la psique humana están representados en este magno poema épico, y su ocurrencia intemporal no es solo una batalla peleada por los hombres, sino que también es supervisada y dirigida por los Dioses. Porque la alegría y la aflicción, el dolor y el amor, la gloria y la tragedia que son parte de la vida merecen mejores y más grandes palabras que la mera descripción de un mecanismo material. Solo esta forma politeísta de hablar, aunque parezca extraño para los oídos modernos, es el lenguaje que le permitió a Homero transmitir los eventos en torno al asedio de Troya de una manera que inspira nuestras mentes incluso hasta el día de hoy.

También podemos encontrar lo divino en nuestra experiencia personal. Más y más personas hoy en día sienten la necesidad de su propia espiritualidad nativa, y las comunidades de culto a los dioses siguen surgiendo en varios países europeos.
La razón detrás de esto es que nuestra espiritualidad nativa no es una que acordamos por razones contingentes algún tiempo atrás, sino que es inseparable de nosotros y está grabada en nuestra sangre y memoria ancestral. El hombre europeo no es solamente un pensador crítico, sino también una criatura cultural que depende de formas culturales intactas para facilitar el matrimonio, la formación de profesiones nutritivas, marciales y espirituales y de una ética saludable. Al dejar atrás el mórbido individualismo de la modernidad, y en cambio, recuperar el sentido real de la comunidad, podemos no solo superar la atomización social, sino que podemos también encontrar nuestro espíritu ancestral nuevamente y revivirlo en actos sagrados colectivos, como canciones, bailes, juegos, obras de teatro, fiestas y celebraciones.
Todas estas costumbres culturales están vinculadas a diferentes aspectos del orden natural, a patrones y leyes de la naturaleza. Las celebraciones durante todo el año sincronizan el alma humana con el ciclo del año y la sucesión de las estaciones. El arte visual refleja las leyes de la belleza que aprendimos de los patrones de la naturaleza. Las canciones sobre los héroes y sus hazañas preservan su memoria y crean una fuente de poder para generaciones posteriores. Las obras de teatro y las tragedias nos permiten procesar eventos incisivos y al tratar con ellos alcanzamos un estado de catarsis que cura nuestra alma. La danza nos sincroniza con la polaridad masculina y femenina mencionada anteriormente que estructura la sociedad humana y la naturaleza en general – el Padre Cielo y la Madre Tierra.

Muchas cosas antiguas que el hombre antiguo explicaba con el concepto de Dioses y Diosas podrían explicarse hoy por medios mucho más precisos, y la ciencia nos proporciona una gran reserva de métodos y conocimientos que no querríamos desaproverchar. Pero la ciencia y la espiritualidad no tienen por qué ser opuestos, sino que deberían complementarse mutuamente. Donde la fría ciencia no puede llegar, la espiritualidad puede guiarnos y proporcionarnos una comprensión intuitiva del mundo que no podría alcanzarse de otra forma. Por otro lado, esto también significa que la verdadera espiritualidad puede desarrollarse y elevarse a reinos superiores, mientras que debajo se sustenta en una firme base mantenida por la ciencia sólida. Sin olvidar que la ciencia necesita ser revisada y reevaluada cada cierto tiempo.
El politeísmo europeo es una espiritualidad viva que aún guarda muchos secretos para explorar, mientras que el materialismo moderno muestra cada vez más como falla en darle al hombre europeo lo que una mezcla de fé extranjera y su propio impulso fáustico le ha arrebatado.

FUENTE: https://iwobrand.wordpress.com/2019/07/15/atheism-and-polytheism/

La Ley Natural 1: Coraje y Miedo

Coraje

El coraje (valor o valentía) es la fuerza mental y o moral de atreverse, aventurarse, perseverar; y resistir el peligro, miedo o dificultad. Un sinónimo de coraje es “corazón”, que es el coraje o entusiasmo especialmente cuando se enfrenta a una situación dificil.

El coraje (corazón) es una fuerza de conciencia expansiva. El relámpago (Mjolnir) causando una onda de choque llamada trueno (Thor). La descarga eléctrica sónica que rompe los enlaces de nitrógeno para fertilizar para el reverdecimiento de la naturaleza. La descarga de la semilla como la fuerza vital iniciadora; como una chispa literal aparece a medida que penetra el huevo.

Thor, el tronador, el portador del martillo, nuestro latido. El corazón; la fuente de coraje. Los atributos que Thor que sus hijos llevan como nombres; Magni (poderoso), Modi (valentía) y Trud (fuerza).

ANEXO: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160428_ciencia_chispas_magia_sexo_fertilizacion_gtg

Miedo

El miedo (temor o cobardía) es la ansiedad y pérdida de valor o coraje. Una reticencia y aversión intensa a enfrentar algo o a alguien. El opuesto de coraje es miedo o cobardía.

El miedo es una fuerza de conciencia contractiva. El miedo gatilla una respuesta adrenalínica. La adrenalina es una tramposa, ya que a veces ayuda y a veces daña.

El héroe y el cobarde sienten la misma cantidad de miedo. El coraje es cuando enfrentas ese miedo, mientras que el cobarde huye o se paraliza. El miedo le ayuda a escapar, mientras que al héroe le ayuda a pelear o enfrentar la amenaza. ambos sienten el fuego del temor, pero lo usan de forma distinta… es la reacción de lucha o huida (“fight or flight response”).

Los Gigantes y los Dioses

Los gigantes y los dioses corresponden a principios opuestos pero aún así entrelazados. Los dioses y los gigantes a veces incluso se emparejaron y tuvieron hijos. En Nórdico Antiguo se les llamaba jötnar. Jotünn proviene del protogermánico etunaz y significa “devorador”. Devorar – consumir o destruir como si comiera. Así que un gigante es algo inusualmente grande o poderoso que es una fuerza devoradora. Y el miedo es una fuerza devoradora.

El miedo está representado por Jormungander (Gran Bestia), la Serpiente de Midgard que esparce su veneno en el mundo. El Dios Thor (coraje) es su archienemigo. Jormungander es uno de los 3 hijos de Loki y la giganta Angrboda. Thor y la Serpiente de Midgard se asesinan mutuamente en el Ragnarok.

Thor vs Jormungandr, por dariovarasgaete

FUENTE: https://twitter.com/TeutonicTom/status/1188952752745000960 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189011471403012098 https://twitter.com/SipFromTheWell/status/1189018866531344384 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189582004549029888 https://twitter.com/JackCarlow7/status/1189605777025183747 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189586806209163264 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189589322770636801 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189598003331522560

El Verdadero Significado de los Símbolos Navideños

El árbol de Yule (“Navidad”):

  • Guirnalda: Cordón Umbilical.
  • Árbol: Placenta.
  • Esferas, Luces y Dulces: Sangre (energía/alimento para el bebé).
  • Regalos: Objetos destinados a hacerte recordar tus vidas previas.
  • Botas/Calcetas: Tu nuevo cuerpo.

Has RENACIDO.

¿Quién es Santa Claus?:

Los antepasados, renacidos desde la Edad de Piedra.

  • Rojo: Un recién nacido cubierto con sangre.
  • Blanco: Vernix caseoso.
  • Chimenea: Vagina.
  • Barba Blanca/Vejez: Antepasados (Odin)
  • Gorro Frijio/Saco de regalos: Saco amniótico
  • Regalos: Objetos para hacernos recordar a los ancestros y su hamingja.

Odin (“Santa Claus”) es gordo y alegre porque cuando renace (como se describe en el Hávamál) es un pequeño bebé regordete.

Oh, y sí, el re-nacimiento es ESPIRITUAL… vinculado al Hamingja.

Odin como la suma de los antepasados (¿a punto de ser?) renacidos y el niño recién nacido en la cuna.

La barba blanca es una referencia a los antepasados y en particular a la tradición de un niño llevando el cráneo desde el túmulo en Halloween para mostrar con quien se identifica (= será renacido [espiritualmente] como). El niño emerge como un enano: una persona pequeña con una larga barba.

El Trineo y los Renos

El trineo de Odin (“Santa Claus”) con renos es una imagen de la constelacion Osa Mayor – encontrada en el Cielo del Norte.

La Osa Mayor es la placenta de la Madre Naturaleza (el universo). Lo que nos lleva a través del tiempo a la Tierra.

Por eso “Santa Claus” vive en el Polo Norte.

FUENTE: https://twitter.com/GandalftheWhi19/status/1195791947849519104 https://twitter.com/GandalftheWhi19/status/1196083418913820672 https://twitter.com/GandalftheWhi19/status/1196148279060451329 https://twitter.com/GandalftheWhi19/status/1196149677609168897 https://twitter.com/GandalftheWhi19/status/1196152157520715776

La Maldición de la Bruja

La figura de la bruja puede ser encontrada en el imaginario folclórico de muchos pueblos, pero es ampliamente conocida especialmente en la región germánica. Aquí, en pugna con la religión cristiana, ha dejado una notable huella en nuestra historia. La Edad Media fue, en muchos aspectos, aún más pagana de lo que solemos pensar, y muchos fenómenos que son usualmente asociados a la Edad Media son realmente desarrollos posteriores, que surgieron después de una más extensa historia de decadencia.

Cacería de Brujas

Lo que solo empezó lentamente a finales de la Edad Media con el libro “El Martillo de las Brujas” (más conocido por su nombre original “Malleus maleficarum“, escrito en 1486 en Alemania), encontraría a comienzos de la Edad Moderna su clímax en la cacería de brujas y en los juicios de brujas, que de acuerdo a las últimas estimaciones costaron la vida de alrededor de 25.000 personas en el área del Sacro Imperio Romano Germánico. En otros lugares las brujas también fueron perseguidas, pero en ninguna parte la persecución llegó a los niveles alcanzados en los países Germánicos y Escandinavos.

Las mujeres no fueron las únicas víctimas, pero sí la mayoría. Las cortes laicas quemaron tantas brujas/hechiceras como las cortes eclesiásticas, los protestantes asesinaron tantas como los católicos. Sólo que en el caso de los protestantes las víctimas fueron muchas más mujeres, debido a la traducción corregida de la biblia de Martín Lutero: “No dejarás con vida a la hechicera” (Éxodo 22:18).

Por qué la obsesión por las brujas golpeó especialmente a Alemania es una pregunta profunda. Las razones para acusar a alguien de practicar la brujería/hechicería fueron principalmente el resultado del trastorno mental que la cristianización había dejado en sus víctimas. Un mundo que se había vuelto misterioso e inseguro hizo que la gente viera toda clase de monstruos y peligros diabólicos en la oscuridad de la noche. Parte de esto también fue el sexo femenino y su inherente sensualidad, que había sido desterrada al reino de lo pecaminoso por la iglesia cristiana. A partir de una mezcla de antiguas creencias y nuevas tradiciones, la imaginación de la gente creó la superstición de la bruja adoradora del diablo, que hechizó el clima, destruyó la cosecha, secuestró a los niños e hizo de sus cuerpos un ungüento que le permitió volar a ciertas colinas, donde celebraba el Aquelarre (Sabbat) con las otras brujas y el mismo Satanás.

A menudo esto era complementado por los motivos más banales: En algunas regiones, por ejemplo, quien descubriera que alguien era una bruja era recompensado al convertirse en el nuevo propietario de las tierras y pertenencias de la bruja, después de ella era ejecutada. Las quemas de brujas fueron más virulentas en las ciudades de Wurzburgo, Bamberg, Colonia, Maguncia and Tréveris.

Los eruditos sin embargo lo simplifican demasiado al asumir que los juicios de brujas fueron solo el resultado de una obsesión infundada, que aparentemente surgió de la nada y que desde entonces ha sido reconocida como un engaño debido a la Ilustración y la noción de que las brujas realmente no existen, por lo que lo etiquetan nada mas que como un fenómeno mal dirigido de un tiempo pasado. Pero hay un conocimiento específicamente femenino, que aún durante la Edad Media estuvo mucho más vivo que a comienzos de la Edad Moderna. La antigua profesión de la partera/comadrona, la herbolaria, la vidente, en resumen, la mujer sabia, fue cada vez más reemplazada por una ciencia dominada por hombres, por médicos, eruditos de la iglesia y juristas. Aquella que como tutora local acompañó a la gente a través de los diferentes pasajes de los ciclos de vida, muerte y renacimiento, fue así desplazada y se volvió obsoleta. Viéndolo de esta manera, los juicios de brujas fueron también medidas en contra de los últimos restos de la estructura social pagana en las tierras germánicas.

Etimología

La palabra hag (otra forma de decir bruja en inglés) está relacionada con la palabra alemana para bruja, Hexe, derivada de la antigua palabra hagazussa y sus variantes, a saber, hazus, hazussa (siglo X), hazas(sa), hazis(sa) y hagazussa (siglo XI) del Alto Alemán Antiguo, hecse y hesse del Medio Alto Alemán, haghetisse y haghetesse del Danés Medio, heks del Danés, hægtesse y hegtes del Inglés Antiguo. La palabra witch (bruja en inglés) se remonta al Inglés Antiguo wiċċe (“hechicera, bruja”) del cual proviene wiccian (“practicar la hechicería”).

Algunos han interpretado la primera sílaba de hægtesse como el bastón que la bruja usaba para su magia, la segunda como significando espíritu o elfo, como en noruego tusja y tusul. Aquí se debe sugerir la siguiente interpretación: La primera parte del nombre es el seto (alemán: Hag), el área separada del bosque sagrado, que los pueblos paganos solían rodear con una valla. La segunda parte del nombre, tesse, es la Dis, que preside sobre esta zona especial. La conocemos del nórdico Disir y la idisi mencionada en Los Encantamientos de Merseburg escritos en Alto Alemán Antiguo . Cuando encontramos un nexo semántico que une a las mujeres humanas con los espíritus femeninos aquí, queda que estamos tratando con un fenómeno del ámbito sagrado de la vida de culto. La bruja es la mujer sabia, la hembra salvaje, que habita detrás de las fronteras del mundo mundano, esperando a la persona que entrará en su reino para pedirle predicciones y consejos, y para recibir sus tratamientos y consagraciones.

Las palabras hag y witch no se remontan a una comprensión cristiana del mundo, sino que se basan en conceptos mucho más antiguos, que apuntan al chamana de Bad Dürrenberg. La cristianización solo arrojó un barniz de nueva interpretación sobre el nombre y sus portadores fueron marginados de acuerdo con la torpe y miope superstición. Por medio de la secularización y la cientificización, esta maldición se ha quitado del nombre por un largo tiempo. Si la caza de brujas todavía tiene lugar hoy es ya otro asunto.

FUENTE: https://iwobrand.wordpress.com/2019/11/03/the-curse-of-the-witch/

El Sentido de la Vida… La Vida Natural

El significado de la vida es simplemente vivir. Vivir plenamente es vivir naturalmente (acorde a la naturaleza), y al hacerlo tu desarrollo individual y autorrealización (que los antiguos griegos, en especial los filósofos esoticos denominarían eudaimonia) están garantizados. La naturaleza es despiadada pero nada te acerca a tí mismo más que la adversidad. La cómoda existencia moderna no es vida, sino muerte.

La depresión, adicción, codicia y otras enfermedades psicológicas son resultado de un completo de la naturaleza y de tí mismo, lo cual sólo es posible llevando el estilo de vida moderno.

FUENTE: https://twitter.com/Stefan19303036/status/1191291675718701056

Ser los Dioses

Así como tu cuerpo está formado por varias partes de tus antepasados, así también tu espíritu – tus debilidades y fortalezas. Los Dioses son la suma de tus familiares (ancestros). Honrarlos es mantener/mejorar las cualidades de la sangre/espíritu con cada renacimiento. Es decir: SER los Dioses.

Algunas de estas cualidades son exclusivas a tí, la mayoría de ellas sin embargo no lo son. Por lo tanto, cultivarlas no depende sólo de tí, sino que son un objetivo transpersonal para el bien mayor de tu gente y aquello que los hace ser quienes son. Es decir, tu ambiente/entorno y hábitat natural.

FUENTE: https://twitter.com/Stefan19303036/status/1190998758252797953

La Ley Natural 0: El Camino del Héroe y del Esclavo

La naturaleza no siente empatía, simpatía o compasión. Las Leyes Naturales simplemente son. Tenemos la libertad para elegir vivir guiados por los aspectos positivos (“El camino del Héroe” –> “El Camino Pagano”) o negativos (“El Camino del Esclavo” –> “El Camino del Hombre Civilizado”) de la Ley Natural. La calidad de nuestra vida será finalmente reflejo de nuestras decisiones y las decisiones de quienes nos rodean.

Un héroe es una figura mitológica o legendaria a menudo de ascendencia divina; dotada de gran fuerza o habilidad. Esa descendencia divina es nuestra larga línea de ancestros honorables. Un sinónimo de un héroe es un dios. Nosotros somos los dioses, o tenemos el potencial de serlo, porque nosotros somos nuestros antepasados.

Nuestros mitos son historias y tradiciones multidimensionales; y una de esas dimensiones es inspirarnos a alcanzar un nivel de conciencia y entonces poder inculcarnos el deseo de caminar “El Camino del Héroe”; de la Ley Natural.

Hay quienes nos mientes al decirnos – “el hombre fue creado de la nada (del polvo); está mal que los hombres quieran convertirse en dioses; es imposible para una humanidad caída seguir el “Camino de los Héroes” de la Ley Natural”. Muchos han sido convencidos de que si aceptan estas mentiras entrarán en la próxima vida, pero exactamente lo contrario es la realidad.

¿No te gusta el “Camino del Héroe”?, entonces siempre existe la opción del “Camino del Esclavo”, el estado del esclavo servil; una vida vivida en el temor, ignorancia, confusión ,dependencia, y sumisión.

FUENTE: https://twitter.com/TeutonicTom/status/1188933612860776448 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189630217649905664 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189691454265921536 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189735830098759681 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189736080150540294 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189737569535299585 https://twitter.com/TeutonicTom/status/1189737796896010240

Sobre el Honor Teutónico…

“Y sólo hay una pasión que puede liberar esta fuerza acumulada: su pasión por el honor. Para que el hombre del norte se vea afectado por esto o aquello en lo que se encuentra depende de algo que ha sucedido, algo pasado y algo a futuro, un evento que le ha sucedido a él mismo o a su antepasado, y un evento que debe suceder para la mejora de sí mismo y sus descendientes. No vive el momento: usa el momento para calcular: ¿cómo puede servirlo para alcanzar su objetivo…? “

(Extracto del libro “La Cultura de los Teutones”, de Vilhelm Gronbech)

Vilhelm Gronbech

FUENTE: https://twitter.com/TeutonicTom/status/1188675059759702016